DESDE 1902

 

            Bernal y Barba Abogados es un Bufete con más de 100 años de experiencia y tradición en el ejercicio de la abogacía. 

             Su fundador, Antonio Bernal Algora, terminó sus estudios de derecho en enero de 1902, comenzando desde esa fecha y de forma ininterrumpida el ejercicio de la Abogacía hasta el año 1967, fecha de su fallecimiento. Antonio Bernal  que había nacido en el seno de una familia de juristas pues sus hermanos Angel y José Bernal, fueron General Togado del Ejército y Magistrado del Tribunal Supremo, respectivamente, consolidó a lo largo de mas de sesenta años de trabajo como abogado un acreditado prestigio profesional, siendo distinguido con la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort.

 

             Miembro también de Bernal Abogados lo fue José María Bernal, hijo de Antonio Bernal que, con anterioridad a la fecha de fallecimiento de su padre, se había incorporado al despacho Bernal Abogados. Su adscripción al Colegio de Abogados de Guadalajara se produjo en el año 1943. Tras unos años en los que José Maria prestó servicios para la carrera judicial, en Burgo de Osma y Logroño, después de solicitar la excedencia reinició a mediados de los años cincuenta el libre ejercicio de la abogacía. Durante 15 años fue Decano del Colegio de Abogados de Guadalajara. Vocal del Consejo General de la Abogacía y Presidente del Consejo de Abogados de Castilla-La Mancha. Recibió a título póstumo la más alta distinción, la Cruz al Mérito en la Abogacía. Hasta cuatro generaciones desde el inicio del despacho, concretamente tres de sus hijos y un nieto, han continuado la tradición familiar.

 

             El actual Bufete es fruto de la fusión llevada a cabo en el año 1999, de Bernal Abogados y el despacho de José Luis Barba Gamo, Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid(1979) e incorporado al Colegio de Abogados en el año 1980 y cuya finalidad fue ampliar el ámbito de actuación del Bufete a áreas de contenido económico y tributario.